aleatorias2.jpg

Manjares españoles se sirven sobre loza artesanal

En el Centro de convenciones de Plaza Mayor de Medellín, algunas personalidades de la política colombiana, académicos, escritores, literatos, poetas, artistas, empresarios, reporteros y directores de periódicos, esperaban el arribo del Rey Juan Carlos I de Borbón y la Reina Sofía, Reyes de España, después de que ambos inauguraran el Parque Biblioteca de Santo Domingo Sabio.

 


Todos estaban allí para participar del almuerzo que se ofrecería con ocasión de la Clausura del XIII Congreso de la Asociación de Academias de la Lengua Española.
Pronto, amenizados con la música de la Orquesta Intermedia de la Red de Escuelas de Música de Medellín, cerca de ochenta meseros sirvieron deliciosos manjares sobre una hermosa vajilla creada en El Carmen de Viboral, la cual estaba decorada con flores y pétalos de un rojo intenso.
"Las piezas de Renacer por lo general, son muy apetecidas por los miembros de la Presidencia de la República y otros líderes políticos que utilizan los elementos cerámicos como souvenir para llevar a las embajadas que visitan o atender a los dirigentes extranjeros que llegan al país. Desde ahí se le ha dado más reconocimiento al producto, mayor trascendencia a nivel externo. Eso indiscutiblemente nos ha beneficiado," dice Juan Fernando Agudelo asesor comercial de la Fábrica de loza.
Esa tarde platillos con ceviche de camarones, anillos de calamar en jugo de maracuyá, jengibre con coco y albahaca acompañado de lajas de arracacha, lomitos de cerdo en vinagreta de hinojo, puré de papa criolla, anillo de maíz, ensalada verde con mango y papaya, guayabas en almíbar con mezcla de quesos frescos y dulce de leche; hacían parte del festín ofrecido a los reyes europeos.
Era un majestuoso manjar, inimaginable para muchos, que fue servido en un conjunto de 800 platos, pocillos, tazas y demás piezas mandadas a hacer especialmente para la visita de los Monarcas y que días después fue donado al Jardín Botánico de la ciudad de Medellín.